La corrupción estará mientras los políticos quieran


Hoy en día existen mecanismos y herramientas para implantar en el corto plazo y a un coste bajo un sistema de contratación electrónica en favor de la eficiencia, el ahorro y la transparencia que en definitiva son los mecanismos para luchar desde la raíz de la  corrupción, dando por echo que todos estamos de acuerdo en eliminarla desde los ciudadanos, las empresas, el sector público y los políticos.

Una mejora de la eficiencia

  • se ahorra tiempo en la fase de tramitación de los contratos, permitiendo la presentación de documentos deforma telematica.
  • se ahorran recursos internos para las administraciones públicas (evitaría el derroche en comisiones)
  • se reduce la litigiosidad,
  • se cumplen los objetivos;
  • mejora la calidad y la eficiencia del servicio público a través de controles ad hoc.​

El ahorro

  • se ahorran costes en la fase de tramitación;
  • ​se identifica con mayor aproximación la oferta económicamente más ventajosa (subasta electrónica);
  • interoperabilidad.​

Transparencia

  • ​aumenta la concurrencia permitiendo que las Pymes puedan acercarse también.
  • aumenta la seguridad jurídica;
  • se reduce la litigiosidad;
  • facturación electrónica.

Una de las cosas que llama la atención es el hecho de que parece que no haya nada escrito sobre esto pero la realidad es que no es así; al igual que en Europa la corrupción no es la misma para todos los países, de hecho desde la comisión europea se han lanzando manuales de buenas prácticas y medios para implantar la contratación electrónica, otra cosa es que aquí los políticos hagan oídos sordos. Uno de ellos es el libro de oro en contratación electrónica (está en inglés pero estamos trabajando en la traducción y en aplicarlo a las administraciones españolas) que analiza una sería de objetivos mínimos (como la accesibilidad para las Pymes, la seguridad jurídica y la confianza, permitir llegar a las licitaciones a empresas fuera de la frontera del país, transparencia y rendición de cuentas, la eficiencia además de como tiene en cuenta la gestión del cambio) que deberían de tener las plataformas de contratación electrónica o los perfiles del contratación o en definitiva esa página web que deberían de usar todos los ayuntamientos y administraciones para ayudar a las empresas y con especial atención las pymes y autónomos.

Con todo esto y sabiendo que existen estas herramientas uno se plantea si alguna administración la ha implantado y vemos que si, un ejemplo es el del Ayuntamiento de Gijón donde se licitan asistencia técnicas de incluso 1000 euros e incluso a veces inferiores así como suministros varios. Esto es una ventana para no solo Pymes si no aquellos profesionales que quieren empezar a participar en contratos con la administración pública.

Cuando uno empieza a ver como lo están haciendo otros ayuntamientos gobernados por alcaldes imputados en procesos de corrupción vemos que la respuesta no están tanto en los recursos del ayuntamiento para implantar estos procesos y herramientas si no más bien en el miedo por parte del dirigente en perder el control sobre esa parte del gasto público que en definitiva puede transformarse en su enriquecimiento personal y el de sus allegados sean constructores o empresas de servicios que siempre están en los listas de las adjudicaciones.

Es más fácil y cuantioso para los corruptos un contrato de 1 millón de euros que mil contratos de mil euros.

En respuesta a porque no se aplica la contratación pública de manera generalizada, la respuesta a día de hoy es que quienes tiene la responsabilidad y el poder para hacerlo no les interesa porque piensa en su propio beneficio y no en el de sus ciudadanos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *